RSS

Olaf Breuning

Partiendo de la asociación visual de los asientos azules con la vegetación que los rodea, Olaf Breuning retrata las gradas del anfiteatro. Un detalle transforma el significado del retrato: cada asiento tiene ojos. Con ese gesto, Olaf Breuning consigue una imagen divertida e inquietante que condensa la realidad siniestra de un antiguo lugar de recreo.

(Texto: Consonni, Fotos: Olaf Breuning)

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: